Literaturas

Pedagogía de la sordidez | Una lectura de Cuando la noche quema

Este viernes 1° de octubre se presenta la novela de género policial Cuando la noche quema, de Nico Pose, recientemente publicada por El Bien del Sauce Edita.


Por Luis Alexis Leiva. Fotos Dante Fernández

La discusión sobre los géneros nunca parece agotarse. Y cada libro que aparece respondiendo a las lógicas del policial provoca un resurgir de la charla.

Todo género popular busca su camino dentro de sus propios límites. Siempre dando cosas esperables y algunas búsquedas innovadoras. En el caso de Nico Pose y su libro Cuando la noche quema, (El Bien del Sauce, 2021) la idea del género se desarrolla casi como un diario íntimo, pero utilizando muchas voces.

Los personajes de Pose se hablan, se definen declamándose, se describen a sí mismos y sus convicciones. Con un efectivo primer episodio en el que encontramos un cuerpo brutalmente asesinado, vamos recorriendo un camino de sordidez y decadencia cada vez mayor. Prostitución vip, drogas, violaciones, violencia, sordidez.

El género se construye mediante fórmulas más o menos rígidas. Por eso la trama principal casi siempre funciona, y en el caso de Cuando la noche quema es efectiva: tramas y subtramas, sangres, sexo y sordidez. No puede fallar.

Pero más allá de las acciones que podemos entender como típicas del género policial sucio, hay una tensión hacia afuera del texto. El aporte de Pose parece querer ir por la aparición de las mujeres y la discusión de la corrección política. Esto sería el aporte al género.

Pero sé que querrán condenarme con cualquier cosa que tengan a mano, porque ustedes seguramente van a juzgarme por mis pasatiempos, por mis gustos, por mi sexualidad o mis deseos… ¿Por infidelidad? ¿Se puede llamar infiel a un hombre que contrata un servicio sexual en una época en donde todo pasa por los servicios?”


Los personajes se van construyendo en dualidades: el ultra machista frente a la feminista, el progresismo frente al fascismo, el amor frente al odio, violencia frente a la búsqueda de paz. Todas estas propuestas tensionan los hilos por fuera del texto, y hablan al pensamiento coyuntural de estos últimos veinte años. Usando la técnica de la voz en primera persona o una tercera pegada a los personajes, el texto esquiva el juicio biografista, la visión punitivista y cancelatoria tan en boga. Son los personajes los que se autodeclaman. Cada uno pontifica, eleva su discurso, y explica su propio pensamiento que tensionará con los discursos que nos invaden por las redes sociales y los medios de comunicación. De un lado y de otro, para un lado y para otro.

Adelante mío una chica lleva un pañuelo verde anudado a la mochila. Sonrío. No significa mucho para mí aunque muchas mujeres lo lleven —sobre todo chicas jóvenes—, pero me encantaría que ese pañuelo, el color de mis ojos, fuera como un talismán que brilla en medio de la noche de una selva peligrosa. Pero no es así. Cada día mueren más mujeres a manos de las bestias que hay afuera o dentro de su casa sin que ellas lo sepan.”

En tiempos de subjetividad, los personajes de Pose se afirman a sí mismos levantando la voz y queriendo enseñar “sus verdades”. Esa característica porteña del “tira postas” pareciera invadir todo el texto. Desesperados y neuróticos, intentan decir algo, y que eso que dicen los diferencie de los otros y así. Son tacheros que se dan vuelta y quitan la vista de la calle, para decirte que la cosa es así, y que a mí no me la van a contar.

No se puede afirmar que Pose haya creado estos personajes para hacer su pedagogía de la sordidez. Voces que quieren enseñar lo poco que tienen y que para ellos es el todo. No se puede afirmar, no. Sin embargo, así es el texto, y se nota todo el tiempo que tensiona. ¿Logra su cometido? ¿Tiene algún cometido? No lo sabemos y eso se verá con el tiempo y las lecturas.

Por lo pronto, uno se puede acercar a este texto y mirar esa jungla de personajes que se erigen y levantan el dedo, y miran al cielo esperando que alguien los escuche, o los lea.



Nico Pose
Cuando la noche quema
El Bien del Sauce Edita
2021

Related posts
Literaturas

Agustina Bazterrica: "Cadáver exquisito tenía todo para generar rechazo en la sociedad pero generó fascinación"

Literaturas

José María Marcos: “El conurbano es un territorio de conflictos, extrañas alianzas y contrastes que tengo muy presente al escribir”

Música

Drake, el SEO favorito de la industria, trastabilla

Literaturas

Cientos de pájaros volando | Una escritura de imágenes poéticas

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

[mc4wp_form id="14"]

Worth reading...
Mataron a González | Fragmento de novela de Guillermo Blanco Alvarado