Literaturas

+ 5 | El puzzle lírico y político de Norman Briski

El reconocido dramaturgo y director teatral publicó por la editorial Dapertutto, +5, un libro basado en cinco obras centrales de su autoría. Te contamos de qué trata.


Por Pablo Pagés.

Por efecto ideológico de sus padres, Norman Briski creció leyendo la Revolución Rusa sin ser afiliado a ningún partido político. Durante la primera etapa del General Perón, fue a una escuela industrial que lo marcaría para toda su vida y, particularmente, en la construcción de las obras que potenciaron el desarrollo de la dramaturgia en sí misma.

+5, su libro publicado por la editorial Dapertutto, está basado en la dramaturgia de cinco obras centrales en su autoría. Esa primera etapa donde Norman se vincula a un peronismo que era más cercano a la izquierda, si se puede hacer establecer esta suerte de analogía. Posteriormente, su paso por el grupo Octubre, nacido con la inspiración del Padre Mugica y Carlos Aznáres; y la incursión en Brazo Largo y en Miguelitos.

Desde allí, su vinculación con el peronismo puede observarse más como una manera de radicalizarse frente a ese otro peronismo de orden sindical que ya había copado la parada. Luego, la Revista Crisis, Pino Solanas y Trelew, quizá este último lo más duro en su militancia.

En ese transcurrir, la historia lo empuja hacia un socialismo popular, algo terriblemente imposible por estos pagos. Pero de todas las frases quizás la que más ilustre ese andar sea la de Salvador Allende, la que dice, “si la juventud no es revolucionaria esto mismo es una contradicción biológica”.

Todo pasado y presente transitan entre el tironeo hegemónico de las clases dominantes y la extrema urgencia de armar un frente imposible que frene las garras del imperialismo.

Norman no se queda quieto, sale de los moldes y los géneros y pasa a otro universo donde el registro es algo que queda grabado como una película extraña y superlativa. Esto es Briski, alguien a quien no se puede dejar de estimar, por las nubes”.


Este libro, de alguna u otra manera, apela a una suerte de síntesis trapezoidal entre los miles, los pocos, los nadies y los de siempre. Las obras que lo conforman son: La conducta de los pájaros, La Medicina, tomo 1, Unificio, Al lector y 9.81.

Para dar un pantallazo o sobrevolar sobre estas obras es mejor hablar en términos que se dirimen por los laberintos donde Norman Briski sale y entra con soltura por arriba de los mismos, como decía Marechal. Nos metemos en esta cosmogonía briskiana y encontramos varias cosas para mencionar.

Por un lado, Norman y su conocimiento de la historia de los movimientos sociales. Donde interpela y hace un rescate genial de los grandes epitafios de la historia. Esta historia que comienza allá por la Revolución Industrial o el genocidio del campesinado inglés. Con Marx como trasfondo, allí habitan los tatarabuelos que comenzaron a dar forma al conjunto de leyes con las cuales hoy vivimos y seguimos defendiendo las conquistas frente a las derechas prehistóricas y delirantes. En ese marco, la voz de Norman nunca se apaga, en la TV o en cualquier medio de expresión. Elige sacudir a esta especie que parece querer la extinción en medio de estas pampas latifundistas.

Norman Briski, quien hizo teatro callejero en la época más oscura de las últimas décadas del siglo pasado, se despliega en lo puntual, lo lacerante, con un manejo de la ironía genial. Pero otro Norman aparece y da vuelta el tablero. El Briski como un gran niño que juega siempre con el arte. El que pone manos a la obra a una performativa mise en scene, con una escenografía cercana a Brazil, la de Terry Gilliam. Un puñetazo futurista que con poquísimos recursos nos involucra en un futuro previsible sobre cómo viene la mano.

Pero Norman no se queda quieto, sale de los moldes y los géneros y pasa a otro universo donde el registro es algo que queda grabado como una película extraña y superlativa. Esto es Briski, alguien a quien no se puede dejar de estimar, por las nubes. Es difícil coincidir en tanto con un artista porque, según dicen, no le permite a uno tener una visión objetiva de las circunstancias. ¡Al carajo con la objetividad! De eso se trata todo esto.

Leer y ver estas piezas que conforman +5, permite armar en la conciencia un puzzle lírico y romántico sobre las gotas de sudor que viene dejando Norman Briski alrededor esta tierra extraña y terrible como el sol. Un registro testimonial de uno de los artistas más interesantes que esta patria renegada dio en los últimos tiempos.



Norman Briski
+5
Dapertutto
2022

El libro se presenta el lunes 18 de abril a las 18:30 hs. En la Sala Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno (Agüero 2502 | CABA). ENTRADA LIBRE Y GRATUITA

Related posts
Visuales

Las Oceánicas | La poesía como el lugar de lo posible

Visuales

El alemán que habita en mí | La memoria como un sueño inacabado

Visuales

Lo que escriben los espejos | Transgredir los límites de la percepción

Vértices

Marcelo Melingo: “Para cometer un hecho artístico se necesita un contexto que te pida que acciones”

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

[mc4wp_form id="14"]

Worth reading...
Norman Briski: “El escenario del consumo apagó las pasiones y lo distinto, lo diferente, lo imprevisible”