Poéticas

Quitaesmalte & Aluminio | Poemas que alojan lo sagrado

El primer libro de Devenori Ronda, Quitaesmalte & Aluminio y otros poemas (Orejana ediciones, 2024) fue ganador de la Beca Creación 2022 del Fondo Nacional de las Artes y aloja en sus páginas el cruce entre poesía y tarot, como un territorio sagrado que se transforma al atravesarlo. Este texto se originó para la presentación del libro en Buenos Aires a fines de abril 2024.


Por Pola Gómez Codina.

Corríamos al río durante la medianoche
como pequeña manada de lobos.
La doncella trazando el sendero
en las raíces salientes de los sauces.
Nuestras palabras, elevadas en el aire &
dirigidas a la señal que nos marcaba.

Quitaesmalte y aluminio y otros poemas, de Devenori Ronda, es un texto-ruta. Un poemario de viajes internos y transformaciones; un mapa que marca el territorio y nos dice: acá está el campo, acá los lugares sagrados, acá las brujas de mi linaje. Por si acaso la sugestiva tapa-baraja no fuera suficiente, una nota al pie en la primera página nos anuncia que los poemas están numerados de acuerdo con el tarot. Cada poema alberga una carta. No la explica, no la repite. La alberga, le brinda un espacio de transformación, un lugar donde poder ser otra cosa que la que la tradición le adjudicó. El poema no se ciñe a la malla del arquetipo, sino que lo desborda, camina sobre él. Podemos ignorar las contraseñas y atravesar el campo igual, sumides en la espesura de los versos. Pero, como en esos domicilios de doble entrada, hay otro acceso al territorio de este libro. Una zona escondida que nos invita al encuentro con el tarot, esa pequeña caja de dibujos antiguos que habita en lugares recónditos.

La palabra arcano deriva de arcanus, -a, -um y significa oculto, secreto; también sagrado. Los arcanos, ya sea que se trate de cartas, poemas o incluso de ciertas personas, son difíciles de reconocer porque están siempre como detrás de una niebla aterciopelada. Acá, unas breves notas para pensar donde viven (podrían vivir) los primeros tres de este libro:

Arcano I: El mago

El mago no es la primera carta del mazo, la antecede El loco. No es que el loco falte, sino que es el arcano cero, el arcano sin número. Tiene sentido, entonces, que no esté al comienzo de este poemario, sino deambulando lejos de cualquier marca. Vuelvo: el mago es alguien joven, parado junto a una mesa llena de materiales. Lo tiene todo: creatividad, inteligencia, potencial. Solamente lo tiene que aprender a usar. Pero el mago de Devenori es un sujeto plural; voces arrojadas al aire en la medianoche, en busca de una dirección:

La calle nos pertenecía,
la naturaleza manifestaba sus secretos &
apaciguaba nuestros miedos.
Corríamos al río durante la medianoche
entre risas & disfraces
a realizar nuestro simposio.

El primer libro de Devenori Ronda es un texto-ruta. Un poemario de viajes internos y transformaciones; un mapa que marca el territorio y nos dice: acá está el campo, acá los lugares sagrados, acá las brujas de mi linaje.


Arcano II: La papisa

La papisa es quizás mi arcano preferido. Una mujer sentada con ropaje sacerdotal porta una triple corona y tiene en su regazo un libro que no lee. Mira hacia adelante. No necesita leer. La papisa conoce. Siente y presiente. Sabe que la verdad está más allá de los libros.

Detengámonos un momento: Hemos dicho papisa, no papa. El tarot es hereje desde su fundación. El texto de Devenori Ronda hace de este personaje hereje su “primer lugar sagrado: el arbolito.”. El arbolito es sagrado, como sagrada es la noche, como sagrados los placeres que proporcionan:

Tres senderos
como la triple luna
susurrándonos bajo
la noche en pañales,
nos decía el cuervo–.

Tres senderos
que conocíamos
como nuestros cuerpos.

Arcano III: La emperatriz

La emperatriz, majestad de las plantas y todo lo que nace. Reina y señora de la belleza de los sentidos y su propagación. En el poema de Devenori esa primera persona plural, que crece como una enredadera, habla de un Círculo luminoso de/ quitaesmalte & aluminio./ Gritos, flores & poesía/ entre fogatas de invierno. Si viajamos hasta el tarot, veremos otro círculo luminoso de flores: la corona de la emperatriz. Y quizás la corona de la emperatriz sea también la de este poemario. Escrito desde Un cuerpo/ que se va regenerando/ desde un centro impalpable,/ pero contingente,/ de llamas,/ de viento/ y de palabras. Un poemario escrito por una sexualidad disidente que se yergue desde una casa que le quedó “pequeña” frente a los cerros &/ la cordillera. Una voz que mezcla, altera y dispone. Porque sabe de poesía y sabe de magia, ha crecido entre velas, rezos y aquelarres.

Es decir:
trenzado de emociones,
ritos minuciosos
sacudidos hacia las estrellas.



Devenori Ronda
Quitaesmalte & Aluminio & otros poemas
Orejana Ediciones
2024

Devenori Ronda (1997, Tunuyán, Mendoza). Maestra de Yoga. Participó de Learte, Escritrorxs del Valle de Uco, como también del 1.° Foro de Escritorxs mujeres, trans/travesti, no binaries, lesbianas y + de Mendoza (2019). Forma parte de la plaquette Sentimos demasiado del colectivo Chuncanas Escritoras de Mendoza (2021). Colaboradora esporádica de la revista mendocina de crítica La Intemperie Mendoza. Ganadora de la Beca Creación 2022 del Fondo Nacional de Las Artes con su primer libro Quitaesmalte & Aluminio y otros poemas.

Related posts
Vértices

Fernando Noy: “La poesía no es un título, es una condición de la que no te podés evadir”

Literaturas

Gustavo Makrucz: “El espacio público es de todos los que se apropian de él y los juegos callejeros son muestra de eso”

Poéticas

Pablo Andrés Rial: “El presente te lleva siempre a la memoria”

Vértices

Alejandro Vaccaro: “El acceso a todo tipo de literatura hace al crecimiento de una nación”

Seguinos en las redes @rudalarevista Revista ruda