Visuales

Macbeth por Audivert | Sobre la brújula de un futuro de iniquidades

Habitación Macbeth - Pompeyo Audivert 1

Durante julio y agosto vuelve Pompeyo Audivert a los escenarios del Centro Cultural de la Cooperación con esta obra unipersonal de 80 minutos de duración, Habitación Macbeth, con música de Claudio Peña.


Por Pablo Pagés.

Parece imposible que todos los protagonistas de la obra los haga solo Pompeyo Audivert y tengan cada uno la veracidad truculenta que los caracteriza. Pero conocemos a esta altura del partido la versatilidad existencial del actor y dramaturgo.

Todo esto sucede porque Pompeyo despliega, con una magnitud de ciclón de grado ocho, una perfecta batería de movimientos que dan carnadura a cada personaje y lo hace en milésimas de segundos. Esta maquinaria exquisita que el mismo Shakespeare planteó para que pueda ser abordada por los siglos de los siglos como un clásico: máquinas narrativas que no dejan de mostrar el funcionamiento intestino del mundo, o al menos, de quienes lo moldearon.

El indomable Pompeyo no deja de dar tregua a algunas preguntas que el mismo Shakespeare se hacía seguido. Aquel que aprendió las mejores piruetas entre la tragedia y su opuesto en la Italia de su juventud. Pero algo le hacía ruido a su oído de compositor cuando veía las maravillas que en Inglaterra podía llegar a contar deshilachando los laberintos de la tragedia.

Porque el Poder se construía en estas islas como una hiedra alrededor de un árbol tomando de su savia la más exquisita de las almas.

Y sí, se dio cuenta de que la nueva versión de la política emanaba sus desagradables olores entre los nobles que la habitaban. Una Inglaterra que más adelante sería la arquitecta de la Revolución Industrial a través de un éxodo genocida y cruel. Esta patria daría los primeros pasos en el descubrimiento del cuerpo humano mientras Mary Shelley dibujaba su Frankenstein como la mejor metáfora de un Prometeo desafiante.

“Todo esto sucede porque Pompeyo despliega, con una magnitud de ciclón de grado ocho, una perfecta batería de movimientos que dan carnadura a cada personaje y esto lo hace en milésimas de segundos”


Y sí, Pompeyo hace referencia a la política en el mejor momento, cuando casi esta misma causa gracia por su brutalidad.

¡Estamos aquí! Parados en el comienzo antropológico de la modernidad. Sobre la brújula de un futuro de iniquidades. Casi minimalista, casi sobresaltada en palabras que escupe Pompeyo como si este Macbeth fuera tan fácil para sí mismo. Tan cercano y conocido, que puede trastocar sus dimensiones de un cachetazo.

Habitación Macbeth - Pompeyo Audivert

Creo que a Foucault le encantaría ver esta puesta magnífica, que con los sonidos justos de ese cello manejado por Claudio Peña, se transforma en una excusa para seguir hablando de lo mismo pero de otra manera.

Revisemos nuestra agenda porque este Macbeth es necesario verlo. Sentir la evolución de un actor que sigue apostando a la crítica histórica y social para mantener sus pies dentro del teatro que más vulnerabilidades ha tenido en esta suerte de enfermedad, donde queda claro que nos falta evolucionar como sociedad, y muchísimo. Tal vez de esa manera, al igual que lo mostraba el mismo Shakespeare, la infamia se repite incansable, ajena al tiempo y al espacio.

Habitación Macbeth. Actuación: Pompeyo Audivert – Músicos:Claudio Peña – Vestuario: Marta Davico, Mónica Goizueta – Escenografía: Lucia Rabey – Diseño de luces: Horacio Novelle – Fotografía: Federico Gianni, Bernabé Rivarola – Asistencia de iluminación: Ana Heilpern – Asistencia de dirección: Marta Davico, Mónica Goizueta – Prensa: Daniel Franco – Producción ejecutiva: Marta Davico, Mónica Goizueta – Dirección: Pompeyo Audivert
Duración: 80 minutos – CENTRO CULTURAL DE LA COOPERACIÓN, Corrientes 1543

Related posts
Literaturas

Christian Kupchik: "Si se asume el viaje en su verdadera magnitud, se desnuda una de las variables más esenciales de la condición humana: la identidad"

Visuales

María Onetto: “Es necesaria una energía intensa para soportar la mirada del espectador”

Poéticas

La Pausa del Mundo | Poesía gentil ante un mundo dislocado

Piedra Libre

El cruce epistolar | Con Eloísa Tarruella

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

[mc4wp_form id="14"]

Worth reading...
Pompeyo Audivert: “El teatro es una máquina destinada a sondear identidad y pertenencia a un nivel metafísico”