El Pregonero

17 de octubre | Una marcha donde el pueblo es protagonista


Por Conrado Geiger.

Año intenso este 2021. Llegamos a octubre. Y parece que, en el mes más peronista del calendario, surgen, paradójicamente, marchas y contramarchas con respecto a la marcha del Día de la Lealtad…

El 17 de octubre es una celebración, es un ritual. ¿Hace falta que cuente por qué? El 17 de octubre de 1945 por primera vez la clase trabajadora tomó la Plaza, reclamando por la libertad del Coronel Perón que en ese momento estaba preso en la Isla Martín García. Una movilización histórica que fue la primera de muchas. Un estilo de hacer política. El pueblo en la calle apoyando, el pueblo en la calle reclamando, el pueblo en la calle manifestándose. Así, esa fecha quedó agendada como “El Día de la Lealtad”.

Hace dos años que no salimos a la calle por la pandemia y los cuidados responsables, lo cual potencia las ganas de salir, de ir a la Plaza.

Pero desde principio de mes vienen saliendo propuestas, que son canceladas y luego reformuladas… Hace unos días se comunicó que el PJ y la CGT estarían organizando juntos un acto, donde el único orador sería Alberto Fernández, en su condición de presi del PJ. Pero en agosto la CGT había resuelto hacer la movilización el día 18, debido a que el 17 cae domingo y, además, es el “Día de la Madre”. Incluso, el acto no sería en Plaza de Mayo, sino en el Monumento a los Trabajadores, en Paseo Colón e Independencia. Entonces se resolvió que el 17 Alberto mandaría un mensaje a la militancia por la tele y que el Gobierno se sumaría a la marcha del 18 junto a la CGT. Esta semana, el 14 de octubre, el presi mandó un comunicado reafirmando la marcha del 17, convocando a todos a ir “a todas las plazas” y a celebrar “el día de la familia” como una “verdadera fiesta de la democracia”

El otro día me preguntaba un compañero ¿Y? ¿Qué hacer? ¿Vamos a la marcha del 17 o a la del 18?

¿Cuándo marchar? ¿17 o 18?

Hace muchos años el entonces presidente Raúl Alfonsín estableció la extraña noción del corrimiento de los feriados, “para favorecer el turismo”, idea que jamás compartí, ya que con eso borró de un plumazo los maravillosos “días sándwich” que era el día laboral que quedaba entre el feriado y el fin de semana. (Que seguramente también favorecía al turismo, ya que muchos nos pegábamos el faltazo al colegio, facultad o laburo, para aprovechar la inesperada vacación).

Además logró con eso desacralizar las fechas. Reducir a una fecha conmemorativa simplemente a una situación de “laboral” o “no laboral”, le quita el peso simbólico.

Digamosló así: las fechas no son todas iguales. Toda nuestra vida está marcada por efemérides: algunas personales y otras sociales. A nadie le gusta que lo saluden para el cumpleaños en otra fecha que en la que es. O correr los festejos de las Bodas de Plata. O pagar una cuenta al otro día del vencimiento.

No tengo ninguna duda de que el 17 de octubre debe salir a recordarse los 17 de octubre. Sostengamos la mística.

¿Por qué marchar?

Analicemos un poco: Venimos de casi dos años de pandemia, de imposibilidad de tomar las calles, de festejar, de cantar todos juntos. Limitación que muchos entendemos como parte importante de que no se hayan tomado medidas del gobierno que todos esperábamos (Vicentín nacionalizado, Milagro libre, Hidrovía nacionalizada, juicio político a la Corte Suprema) y que se hayan tomado otras que no nos gustan.

La marcha será un apoyo al gobierno, pero a su vez un reclamo a todo aquello que esperamos de este gobierno, o porque lo prometió Alberto en su campaña (defender a los jubilados y no a los bancos) o, porque simplemente es estructural de lo que debe hacer un gobierno peronista (ir contra el hambre, la pobreza, la explotación, los sobreprecios de los especuladores y las injusticias en todas sus formas).

Somos peronistas, apoyamos a este gobierno peronista, pero reclamamos que el gobierno peronista haga cosa de gobierno peronista.

El 17 reafirma la Lealtad a nuestra doctrina y a nuestro pueblo. Es en Plaza de Mayo, y no en otra plaza, donde el pueblo es protagonista. Este 17 de octubre salgamos a recuperar la militancia y la mística del peronismo.

Related posts
El Pregonero

Legislativas 2021 | Tomar el toro por las astas

Visuales

Edipo en Ezeiza: Atemporal y ciclotímica, verborrágica y fatal

El Pregonero

Gobernar es hacer... peronismo

Literaturas

Peronismo y vanguardia en Alejandro Rubio

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

[mc4wp_form id="14"]

Worth reading...
75 años: la centralidad en la Plaza