Música

Exequiel Mantega: “El binarismo me parece obsoleto en todos los sentidos, también en la música”

Al frente de la Orquesta Sin Fin, el compositor Exequiel Mantega presentará este viernes 6 de agosto la obra Beauchef a través de YouTube.


Por Marina Cavalletti. Fotos Mario Efron

Generada en plena pandemia, la propuesta de Beauchef cruza lo académico con expresiones como el folklore o el tango, en un gesto que busca borrar fronteras estériles en la actualidad.

El pianista, además, habló con Ruda sobre la figura de Piazzolla, la necesaria apertura de los medios hacia otras músicas y la función política del arte.

Beauchef fue escrita durante la pandemia en 2020. ¿Qué diferencias encontraste en el proceso creativo de esta sinfonía en este contexto, seguramente más recluido, respecto de tus trabajos anteriores?

En principio creo que no la denominaría una sinfonía, dado que cada movimiento tiene orgánicos independientes. A su vez tiene varios solistas, y eso también es producto de un proceso creativo más libre o un tanto más desordenado que los anteriores. Esta obra tuvo un primer movimiento disparador y luego se empezó a desarrollar en el tiempo. También fue una hermosa excusa para tomar clases con uno de los arregladores que más me gustan, que se llama Vince Mendoza.

La obra tiene 4 fases o movimientos denominados Construcción, Distancia, Aislamiento y Consecuencia. ¿Con qué criterio seleccionaste sonidos, frases melódicas, ideas armónicas para comunicar cada uno de esos conceptos?

Construcción es la fase 1, por lo tanto ese movimiento está diseñado en base a un sonido repetitivo y constante. Yo lo interpreto como una forma poética de darle un contexto musical al ruido de la masa y el cortafierro, imparables en una obra en construcción. Luego Distancia es el primer momento de soledad que vivimos cuando entramos en el momento más crudo de cuarentena. Más adelante escribí Aislamiento, en un momento de crisis emocional (como nos ha llegado a todo el mundo), en algún momento del aislamiento, la clara sensación de incertidumbre e inestabilidad emocional. Y al final Consecuencia es un desarrollo orquestal más grande de los 3 movimientos anteriores. 

“Astor Piazzolla fue un músico completamente distinto a todos, y también fue muy crítico y confrontador con quienes se oponían a su mirada musical. La mayoría de los seres humanos creo que le escapa a lo distinto o a lo desconocido, algo así imagino que pasó con Piazzolla. Estaba fuera de los límites conocidos y entonces por las dudas, se lo criticaba, y se le decía que no era tango”.


En otro orden de cosas, hiciste arreglos sobre los “6 Estudios Tanguísticos” de Astor Piazzolla. ¿De qué modo reversionaste a un compositor que fue un adelantado a su época, incluso incomprendido por los tradicionalistas del tango de su tiempo?

Si, esa también es una construcción en la historia. Astor Piazzolla fue un músico excelente, un músico completamente distinto a todos, y también fue muy crítico y confrontador con quienes se oponían a su mirada musical. La mayoría de los seres humanos creo que le escapa a lo distinto o a lo desconocido, algo así imagino que pasó con Piazzolla. Estaba fuera de los límites conocidos y entonces por las dudas, se lo criticaba, y se le decía que no era tango. Los estudios tanguísticos son 6 obras muy comprometidas, para un instrumento solista, y el eje principal fue poder compartir con un otro las dificultades de los estudios, pudiendo tener un acompañamiento melódico en un formato de dúo. Fue una experiencia muy linda. 

En este sentido, la propuesta que estrenarás el viernes con la Orquesta Sin Fin, tiene reminiscencias piazzollianas, también alguna conexión con  Alberto Ginastera o Remo Pignoni, que llevan la chacarera a cierto tango “incidental”. ¿Esto puede leerse como un gesto para borrar fronteras entre la música académica y la popular, entre lo sinfónico y aquello que puede bailarse en una peña o una milonga?

Completamente de acuerdo. Me encantaría borrar fronteras entre el tango y el folklore. En mi opinión la música argentina es un lenguaje mucho más grande y más interesante que la pelea estéril de si es tango o es folklore. Quiero preocuparme por intentar traducir parte de ese lenguaje en el formato orquestal y darle vida a la música argentina, en los ámbitos en los que no tiene tanto desarrollo.

Con foco en eso, y en la era de las multiplataformas de difusión musical, ¿creés que debería repensarse la división entre lo académico y lo popular? ¿Ese binarismo es obsoleto o lo sinfónico sigue siendo de élite? 

Si todavía la gente se pelea por si es tango o es folklore, imaginate entre académico y popular. Sí, creo que debería repensarse la división, o más bien los grises que se pueden obtener de esas cruzas maravillosas. Los discos que hizo Gil Evans con Miles Davis o Bill Evans ¿dirías que son completamente de jazz o que son completamente académicos? Es una historia que tiene muchísimos años también… El binarismo me parece que es obsoleto en todos los sentidos, por suerte. Lo que ayudaría mucho es que en los medios masivos de comunicación se pase otro tipo de música, no pido mucho, solo un poquito más elaborada. El oído es un músculo que se va educando, si no le damos de comer, estamos al horno.

¿Qué mensaje, si hay alguno preexistente, es el que quisieras dejar con lo que podrá escucharse y verse en vivo desde Youtube?

Esto es simplemente una expresión artística, con el fin de hacerle un cariñito al alma a quien escuche y la disfrute. Hoy por hoy, en el marco social que estamos viviendo, eso ya es un montón.  

Afirmás que “sin importar el contexto, la música siempre está ahí para ayudarnos”. ¿Considerás entonces que el arte es una herramienta, que tiene -de alguna manera- un rol social, una función política? ¿Para qué se hace música?

Definitivamente es una herramienta social, en lo personal es una necesidad vital. Creo que evidentemente cumple una función política la forma en que lleves adelante tu desarrollo artístico y lo que estés manifestando en cada acción artística. Y para qué se hace música, entiendo que es para comunicarse con un otro, para poder expresar lo que cada uno tiene para decir, y la simple existencia de ese espacio es muy importante para un artista. Obviamente adhiero a la frase: Sin música la vida sería un error.



Beauchef, obra sinfónica del compositor argentino Exequiel Mantega y la Orquesta Sin Fin.
Disponible en todas las plataformas desde el viernes 2 de julio. Para escuchar: click aquí

Presentación vía streaming el viernes 6 de agosto a las 21 h a través de YouTube

Related posts
Música

La Empoderada: "El tango no es machista, la sociedad lo es"

Feminismos

Una feminista caleidoscópica | Una década sin María Elena Walsh

Música

Rocío Araujo: “Las mujeres hemos creado un ejército donde reina la igualdad, el respeto, la fuerza y el amor”

Piedra Libre

Random | Poemas de Marina Cavalletti

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

[mc4wp_form id="14"]

Worth reading...
La Empoderada: “El tango no es machista, la sociedad lo es”