Visuales

En este mundo loco, en esta noche brillante | Las formas sensibles de un nuevo habitar

La obra presentada en la primera edición de Temporada Fluorescente con dirección de Nayla Pose reflexiona acerca de las raíces de dominación de nuestros vínculos y en la posibilidad de pensar otras formas de construirnos como comunidad.


Por Marvel Aguilera.

En 1960, Vittorio De Sica llevaba a la pantalla grande Dos mujeres, basada en la novela de Antonio Moravia. Una madre y una hija que, tras haber sido violadas por las tropas francesas, deben resistir a la vera de un camino incierto, los abusos e irracionalidades propias de la Segunda Guerra Mundial. Un contexto de inasible comprensión, en donde el sometimiento está legitimado desde el poder en las altas esferas, a partir de la propia ambición humana por el control. El paso del tiempo demostró que ese dominio excede los conflictos bélicos, está arraigado en nuestros hábitos, en los mandatos, e incluso en la idiosincrasia. Más allá de eras y culturas, todo parece girar en torno a cómo hemos asimilado vínculos de opresión desde nuestros orígenes, como parte de nuestra naturaleza.

En este mundo loco, en esta noche brillante de Silvia Gómez, dirigida por Nayla Pose, nos abre este interrogante acerca de cómo nuestra historia y la civilización actual están asentadas bajo una construcción de las relaciones que hasta hoy en día siguen trayendo muerte, sometimiento y desigualdad a nuestros cuerpos.

En medio del ida y vuelta de los aviones en un terreno desértico, una chica que vigila el extraño KM 23 se encuentra con otra joven afectada sobre la pista de despegue. Ella acaba de ser agredida sexualmente, y está conmocionada. Las palabras no logran salir, se esbozan a borbotones, y las preguntas que recibe no tienen una respuesta clara. Son preguntas individuales pero a la vez retóricas. ¿Quién es el culpable? ¿Es solo un encapuchado marginal o hay algo cultural que nos hace responsables a todos? ¿Acaso estamos exentos de los vínculos desiguales de poder?

“En este mundo loco, en esta noche brillante, nos habla de esta sociedad colapsada. De la pulsión de muerte a la que nos empuja un capitalismo sin concesiones, que carcome los ecosistemas y nuestros rasgos de humanidad”.


Sin embargo, entre muestras de afecto e intercambios hilarantes, ambas empiezan a tejer un acompañamiento espontáneo, un brote que crece en medio de un camino hacinado y mustio. La imaginación es un puente permanente para soñar con otras realidades posibles, para comenzar de nuevo en otra dimensión. También para resistir, juntas, los embates de aquellos que amenazan con volver para alimentar su cuota diaria de opresión sobre ellas.

Con mucho de humor, sutilezas y una química bien lograda entre las actrices (Daniela Flombaum y Carolina Saade), “En este mundo loco” despliega una representación en donde los climas y los tonos van en consonancia con la solidez del texto, rompiendo la cuarta pared, entreverando breves monólogos, jugando con el sonido y la iluminación, interpretando canciones que le dan a la obra una mixtura más fresca y actual, quebrando la solemnidad y el hermetismo que caracteriza a los trabajos sobre estas problemáticas.

Es que ellas son tiernas y aguerridas, delirantes y reflexivas, absurdas y certeras. Porque en un mundo cada vez más distópico, donde la racionalidad se diluye y los actos positivistas nos igualan como seres autómatas, la autenticidad se resguarda en nuestras pequeñas transformaciones, en las revoluciones a nuestro interior.

Ph: Estrella Herrera

En este mundo loco, en esta noche brillante, nos habla de esta sociedad colapsada. De la pulsión de muerte a la que nos empuja un capitalismo sin concesiones, que carcome los ecosistemas y nuestros rasgos de humanidad. Un universo gobernado por poderes externos, kafkianos; opresiones invisibilizadas que actúan cotidianamente y que ganan terreno en nuestra identidad, en nuestras relaciones, en la capacidad de amar, y en la escucha hacia los otros.

Esta obra dirigida por Nayla Pose es una de las tres piezas que forman parte de la primera edición de Temporada Fluorescente, que cuentan con la curaduría de Piel de Lava, y pueden verse en el Cultural San Martín y el Estudio Los Vidrios. “En este mundo”, al igual que el resto, se enmarca en el lema conceptual “El mapa de nuestro tesoro. Cartografías de supervivencia”, que busca hilar las narrativas del colapso social, que trascienden fronteras, y nos invita a replantear nuestros modos de habitar este mundo.

“En este mundo”, es una oda la supervivencia por medio de un idioma común que configuramos en nuestro acompañamiento, en los dispositivos sensibles de la escucha, en la resignificación de un nuevo “nosotros”. Uno despojado de colonizaciones, y cimentado en nuestra naturaleza silvestre de lo comunitario.

Ficha artística-técnica

Autoría: Silvia Gomez
Traducción: Carolina Virgüez
Con: Daniela Flombaum, Carolina Saade, Tomas Huberman, Nayla Pose.
Música original: Sebastián Schachtel
Música en vivo: Mateo Monk.
Dirección de arte: Paola Delgado
Iluminación: Ricardo Sica
Dirección: Nayla Pose

Estudio Los VidriosDonado 2348, CABA.
Funciones: Domingos 19:00 hs., hasta el 30 de octubre.

Related posts
Visuales

Enero | Romper la complicidad de los silencios

Literaturas

Valeria Román Marroquín: "Sostener que la mera escritura ya es revolucionaria es una posición muy fácil, porque implica no ir más allá de su ejercicio hacia la organización colectiva"

Música

La Empoderada: "El tango no es machista, la sociedad lo es"

Música

Brilla la luz para ellas | Contra los mandatos del rock

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

[mc4wp_form id="14"]