Visuales

Voraz y melancólico: un cuento clásico envuelto en frenesí

El clásico mito del hombre y mujer lobo, una historia de amor trunca que se cuenta a sí misma en un juego frenético. Obra de Toto Castiñeiras con actuaciones de Santiago García Ibañez, Micaela Rey e Ignacio Torres.


Por Pablo Pagés

Las pasiones se aceleran, pero caen estrepitosamente cuando sucede lo que está marcado en la historia. A ver, el juego, siempre el juego, frenético y casi tenaz de un discurso que se cierra sobre sí mismo.

Digamos entonces, recitemos, pensemos, en cómo carajo hacen estos tres actores para llevar esta obra al ritmo de los electrones que cambian la estructura celular cada una hora y nosotros nos creemos que somos más o menos los mismos.

El secreto está en el frenesí con el que se cuenta el cuento. Si ya se sabe cómo será el final de tragedia, de qué vale hacerla pulcra y temerosa cuando es una verdadera locura.

¿Cuál es el chiste de esta obra? Ahí reside la potencia con la que se mueve todo por adelantado. La cosa es así: La historia casi no sucede porque los actores la van contando, un pasito, un tanto para allá y otro para acá. Parece imposible que sobre este pequeño escenario tres actores puedan hacer lo que hacen. Se cuenta cómo serán los próximos elementos narrativos al instante que se adelante esta cosa que ya conocemos.

La intriga se genera porque parece que algo superior saldrá a dar castigo al narrador o inventor de semejante tragedia: Toto Castiñeiras. El viaje frenético tiene la forma de un cuento clásico enmarcado en una bella propuesta espacial de Gonzalo Córdoba, que entronca con las formas del teatro popular, con tela de fondo en la que se proyectan los capítulos del relato y una plataforma que arma un retablo ambulante dentro de la sala.

El cruce de un séptimo hijo varón y una rubia, consumidora de pastillas. Los actores narran a público, entran y salen de sus personajes en forma casi demencial.

Con técnica y precisión, Micaela Rey e Ignacio Torres encabezan, dan vida a un lobizón y una rubia que traen un hambre atávica, capaz de llevarse puesto todo lo que se les cruce. Voraz y melancólico se permite respirar un teatro distinto que rompe con las formas tradicionales del cuento. Como decía nuestro barbudo amigo en el 18 Brumario de Luis Bonaparte: ¿Qué pasaba después de la Tragedia?


Voraz y melancólico
NÜN TEATRO BAR
Jueves 21 hs hasta el 02/05/2020
Autoría: Toto Castiñeiras.
Actuaciones: Santiago García Ibañez, Micaela Rey e Ignacio Torres.
Más info

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

Worth reading...
La Sala Roja: El quiebre de los dogmas familiares