Visuales

Ilse Fuskova | Collage de una vida dedicada a la militancia LGBTIQ

El documental echa mano del archivo personal y periodístico para introducirnos en la vida y el pensamiento de una reconocida pionera de la militancia lesbofeminista argentina.


Por Laura Bravo.

Visibles para ser libres e iguales”.

(Fuskova – Marek)

Ilse Fuskova cumple 90 años (en la actualidad tiene 94): la celebración de las nueve décadas funciona como prólogo de un derrotero histórico documental que echa mano de fotografías personales y material periodístico audiovisual para introducirnos en la vida y el pensamiento de una reconocida pionera de la militancia lesbofeminista argentina.

Los primeros recuerdos de Ilse provienen de la infancia en la Alemania nazi. Los suceden su trabajo como azafata en Scandinavian, los artículos para revistas femeninas firmados con el seudónimo de Felka, su temprano casamiento heterosexual. Ya en esa narración se intuye una búsqueda, una incomodidad ante los micro (y macro) machismos de la época, cierta necesidad de formación en el campo del feminismo.

Después de un incipiente paso por la fotografía documental, vira hacia la fotografía artística y entra en contacto con feministas argentinas e interlocutoras internacionales que transforman de manera radical su vida. Un sentimiento de hermandad se le devela en esas otras mujeres por las que siente afinidad inmediata. Esa epifanía precipita el final de su matrimonio en el marco de la dictadura militar argentina.

En 1982, gobierno de facto, un estudio fotográfico de Ilse conjuga un zapallo cortado al medio con el cuerpo desnudo de una de sus mejores amigas anticipando una homología que en la actualidad es común en la fotografía de redes sociales. El placer y la fecundidad femenina atraviesan la mirada de la artista sobre la forma de presentar los zapallos en las verdulerías de Buenos Aires: dorados, abiertos, plenos de hebras y semillas.

“Yo pienso que es un gran dolor no poder decirlo abiertamente, porque es como tener una vida dividida. Creo que hace mucho daño tener que vivir en esas condiciones (…) Para algunas es muy riesgoso decirlo. Las que podemos decirlo tenemos que hacer un trabajo de concientización”.


Algunos de los espacios que la tienen como protagonista en el retorno de la democracia son ATEM (Agrupación de Trabajo y Estudio sobre la Mujer) y la Multisectorial de la Mujer. La Galería Lavalle, los sábados por la tarde, se transforma en un espacio de discusión pública donde esas mujeres, a las que no les basta con la marcha del 8 de marzo, llevan sus pancartas y se prestan al diálogo con los hombres que salen de los cines.

En 1987, junto a Adriana Carrasco, edita Cuadernos de existencia lesbiana, una publicación con formato de fanzine. Ese mismo año encabezan la marcha del Día Internacional de la Mujer con cintas color lila en las frentes que llevan escrito el lema: apasionadamente lesbianas. Todo ese ruido llama la atención. Al poco tiempo, Ilse es invitada a los programas de Mirtha Legrand, Mauro Viale y Moria Casán, escenarios naturales para poner en marcha la conversación que iniciaría con la opinión pública a través de los medios.

En el almuerzo con Mirtha, en 1991, la conductora pregunta acerca de la cantidad de lesbianas en Argentina, Ilse responde: “Muchas. Yo pienso que es un gran dolor no poder decirlo abiertamente, porque es como tener una vida dividida. Creo que hace mucho daño tener que vivir en esas condiciones (…) Para algunas es muy riesgoso decirlo. Las que podemos decirlo tenemos que hacer un trabajo de concientización”. Tras aquella aparición en cámara recibe una carta de Claudina Marek, quien sería su pareja por más de veinte años y coautora de Amor de mujeres. El lesbianismo en la Argentina, hoy.

Quizás, el mayor hallazgo del documental sea intersecar el camino de vida de Ilse con la mirada de los medios de comunicación, y de la sociedad en general, acerca de los colectivos LGBTTQ+. La lenta deconstrucción atravesada desde finales del siglo XX hasta comienzos del siglo XXI adquiere más valor cuando se mira en perspectiva, cuando se escuchan los dichos y se interpretan los gestos de lo sucedido hace apenas unas décadas.

En aquellas intervenciones, las palabras de Ilse son firmes pero no agresivas, categóricas pero no airadas, inteligentes pero sin jactancia. El recorte que eligen Furió y Santa Ana, la muestra sabia, amorosa, hábil comunicadora de derechos, nexo entre militancias con poca articulación, dispuesta a la seducción antes que a la confrontación. La estética del documental con marcos de collage, el nuevo canal de expresión de Ilse, refuerza este concepto.

Participan con relatos testimoniales o herramientas para el análisis: Diana Maffía, Amanda Alma, Mabel Bellucci, María Laura Rosa, Adriana Carrasco, Susana Blaustein Muñoz, Marcelo Ferreyra, Elsi San Martín, Mariela Silverstein y Keno Feldhaus, su nieto, quien reconoce la inspiración de la militancia de su abuela en su propia militancia ecológica.



Ilse Fuskova
Duración: 90′
País: Argentina
Dirección: Liliana Furió y Lucas Santa Ana
Guión​: Liliana Furió, Adriana Juárez y Lucas Santa Ana
Producción: Alberto Masliah, Daniel Chocrón, Lucas Santa Ana
Elenco: Ilse Fuskova, Adriana Carrasco, María Rachid, Elsi San Martín, Mabel Belluci, María Laura Rosa, Susana Blaustein, Diana Maffía, Marcelo Ferreyra

DISPONIBLE en cine.ar por $90

Related posts
Visuales

Falklinas: Los ecos de un daño colateral

Visuales

The Many Saints of Newark | O cómo transformar una serie de culto en una pochoclera humeante

Música

Mujerío: “Queremos revalorizar y visibilizar el rol de la mujer en la música”

Vértices

Cecilia Rodríguez: "Hablar sobre sexualidad en el ámbito educativo es un derecho: de las infancias, de las adolescencias y también de las personas jóvenes y adultas"

Suscribite a nuestro newsletter y mantenete informado.

[mc4wp_form id="14"]

Worth reading...
Día del Orgullo | Cinco películas sin etiquetas